Home

Diario YA


 

Cataluña: serenidad, ecuanimidad y realismo

Jorge Hernández Mollar Analizar y opinar sobre unos acontecimientos de la envergadura y complejidad como los que se están produciendo estos meses en Cataluña, requiere una gran dosis de serenidad, ecuanimidad y realismo que confieso es muy difícil de conjuntar cuando se han disparado todas las alarmas derivadas de la crispación, el odio y la obcecación por dinamitar puentes de entendimiento que en una sociedad democrática solo se construyen sobre el respeto a la ley y el diálogo constructivo.

Las elecciones catalanas han confirmado lo que la razón presentía y la ley electoral determina

Claves para una Cataluña a debate

Por José Luis Orella. Las elecciones catalanas han confirmado lo que la razón presentía y la ley electoral determina, la partición de la sociedad catalana entre una Cataluña urbana, motor de la economía española y que tiene a la industria automovilística y al turismo como principales referentes, y donde Barcelona es su mascarón de proa, y una Cataluña rural, entrañable, subsidiaria de los fondos europeos a la ayuda agrícola y cuyo síntoma emocional depende de la visita de fin de semana de los hijos, funcionarios en la ciudad por su dominio del catalán y la relación con el diputado de turno.

Ciudadanos arrasa Barcelona pero pierde en el campo

La Lupa. La situación podría compararse con el voto del Brexit donde en la ciudad de Londres ganó el No al brexit y sí a Europa, pero sin embargo en el campo y los pueblos ingleses ganaba el Brexit.

Algo similar está suediendo en Cataluña donde en la ciudad de Barcelona, su gran ciudad, gana claramente Ciudadanos, pero en el resto está muy igualado en Tarragona y muy alejado en Lérida y Gerona. Aquí es donde ha estado la clave.

Así pues los nacionalistas tendrá mayoría, aunque un partido españolista/constitucionalista ha ganado.

Victoria histórica de Ciudadanos, pero nueva mayoría parlamentaria de los independentistas

Buenas y malas noticia de Cataluña. Victoria histórica de Ciudadanos, pero nueva mayoría parlamentaria de los independentistas. Dos años después de las últimas elecciones, y tras una declaración ilegal de independencia y la posterior aplicación del artículo 155, todo sigue igual en Cataluña.
Y es que pese a que el partido de Inés Arrimadas ha conseguido ser la primera fuerza política de Cataluña, Junts per Catalunya y Esquerra Republicana han respondido por separado en la cita electoral del 21-D mejor que juntos en 2015, y sus 66 diputados, sumados a los 4 de la CUP, sitúan al bloque separatista con mayoría en el Parlament.

Vuelve el famoso llamamiento al "voto útil"

Ha vuelto. Como en casi todas las elecciones. Voto útil y mal menor. Estas son las frases más destacadas al respecto de Mariano Rajoy antes de las elecciones catalanas: "Votar al PP es el voto más útil de todos porque es el voto que defiende valores, principios y convicciones, y no se detiene ante nada. Sin el PP, no es posible construir una alternativa constitucionalista”. “En estas elecciones, la regla de d'Hond hace que los últimos escaños en cada una de las cuatro circunscripciones se disputen entre muy pocos partidos”. “Primer objetivo: hay que acabar con la tensión y volver a una situación de tranquilidad y normalidad”

Cataluña, la autonomía más deficitaria en el sistema de pensiones

De acuerdo a las cifras publicadas por la Intervención General de la Seguridad Social, analizadas por Convivencia Cívica Catalana, correspondientes a 2016, la Comunidad de Madrid es la autonomía española con un mayor saldo positivo para la Seguridad Social, de tal forma que los ingresos vía cotizaciones de los madrileños superan a los gastos en pensiones en Madrid en 1.527 millones de euros. En números positivos, tras Madrid, figuran Baleares (406 millones) y Canarias (320 millones).

Puigdemont en el papel de dictador desde el exilio

Miguel Massanet Bosch. Este personajillo, Carles Puigdemont, que ahora se permite dar lecciones de patriotismo, desde su refugio en la nación belga, por medio de videoconferencia; demuestra haberse creído a pies juntillas que se trata de un verdadero salvador de la “oprimida” nación catalana y que se encuentra en condiciones, no sólo de imponer condiciones al Estado español, decidir cuál es el fin de las nuevas elecciones autonómicas del día 21D y dar instrucciones a sus seguidores, algunos hospedados en las cárceles españolas, desde la comodidad que le proporciona la hospitalidad del gobierno belga, intentando decidir con absoluto descaro quien ha de ser el nuevo presidente de la Generalitat, aún en el caso, como le ha hecho saber a la señora Marta Rovira, de que ERC obtuviera más votos que la formación que el patrocina, Junts per Cataluña.

Los no independentistas ganarían las elecciones.... según el CIS

¿Cocinadas o no cocinadas? Las fuerzas que no defienden el independentismo conseguirían por la mínima la mayoría absoluta de los escaños del Parlament. También superarían a los independentistas en porcentaje de votos. Así Ciudadanos, PSC, PPC y Catalunya en Comú-Podem sumarían un total de 69 escaños, uno más que la mayoría absoluta, mientras que las fuerzas secesionistas, es decir, Junts per Catalunya, ERC y la CUP se quedarían con 67 puestos en el Parlament considerando la estimación más amplia dentro de la horquilla que presenta la encuesta.

Sijena: la anécdota llevada a categoría

Luis Losada Pescador
La Audiencia Provincial de Huesca -Huesca también existe- confirma la sentencia de primera instancia: los bienes artísticos deben de regresar del museo de Lérida a Sijena (Huesca). La sentencia de primera instancia fue ignorada durante años por el gobierno catalán. Aprovechando el 155, Sijena pide la ejecución de sentencia al nuevo consejero de Cultura, el ministro Méndez de Vigo. El ministro titubea, pero no le queda de otra que acatar el fallo judicial. Así que el museo de Lérida -o Lleida si prefieren- recurre. Y pierde. La Audiencia confirma el fallo. Ahora, Houston -o Moncloa- tenemos un problema. Hay que cumplir y acatar la sentencia.

Primera concentración o escrache ante la prepotente CUP

Bajo el lema, “La calle no es vuestra”, un numeroso grupo de patriotas se ha concentrado ante la sede de la CUP para gritar consignas y hacerles oír -por si lo habían olvidado- el himno de España. Los Mossos han montado un gran dispositivo para evitar confrontaciones con una contramanifestación organizada a última hora por la CUP; cosa que, por cierto, a la que no estaban acostumbrados.

VER VIDEOS