Home

Diario YA


 

Limpieza de joyas: Recomendaciones de joyeros para mantenerlas como nuevas

Conservar tus joyas en perfecto estado es importante. En primer lugar, para mantener intacta su belleza original pese a los usos y al paso del tiempo, y en segundo lugar, porque así se previene el deterioro de las mismas y, por ende, se evita que pierdan su valor.
Si bien puedes acudir a alguna joyería para solicitar la limpieza y mantenimiento de tus alhajas, también puedes hacer caso a los consejos de los joyeros expertos, quienes ofrecen unas muy buenas recomendaciones para limpiar tus joyas en casa y conservarlas como nuevas.

Limpieza de joyas de oro
La técnica que vamos a darte sirve para limpiar anillos de oro, pero también broches, pulseras y demás objetos de joyería fabricados con este material, sin importar que sea amarillo, blanco o rosa. Para ponerla en práctica necesitarás lo siguiente:

•    Jabón líquido para lavar platos (preferiblemente suave)
•    Agua tibia
•    Cepillo de dientes
•    Paño de algodón limpio

Haz una mezcla con el agua y el jabón y dentro deja reposar los objetos de oro entre 5 y 15 minutos. Mientras más opacas y sucias estén, mayor será el tiempo que tendrás que dejarlas reposar. Luego, frota con el cepillo de dientes suavemente y haciendo movimientos circulares hasta dejarlas limpias y brillantes. Finalmente aclara con abundante agua, escúrrelas y sécalas con el paño limpio. Te garantizamos que todo quedará reluciente.
Este procedimiento es ideal para la limpieza de las joyas de pequeño tamaño, como es el caso de algunos pendientes de oro.

Limpieza de joyas de plata
La plata es un material delicado que suele ensuciarse fácilmente, por lo que las joyas de este material precisan de limpiezas más periódicas. La buena noticia es que se limpia fácil y sin mayores esfuerzos. En este caso, los joyeros recomiendan una solución tan sencilla como infalible para la que necesitarás los siguientes materiales:

•    Bicarbonato de sodio
•    Agua caliente
•    Cepillo de dientes
•    Paño de algodón limpio

Prepara una pasta con más cantidad de bicarbonato que de agua. En esta introduce las joyas de plata y déjalas ahí por, al menos, 10 minutos. Pasado el tiempo sácalas de la pasta y frótalas suavemente con el cepillo de dientes hasta que notes que toda la suciedad se ha desprendido. Seguidamente enjuágalas con abundante agua limpia y sécalas con el paño.

Limpieza de diamantes
Para que los diamantes conserven ese brillo único que los caracteriza, los especialistas de Cue Joyeros recomiendan una limpieza casera extraordinaria, en la que solo se requieren de los siguientes materiales:

•    ¼ de taza de amoniaco
•    ¾ de taza de agua tibia
•    Cepillo de diente de cerdas suaves
•    Trapo de algodón limpio

Mezcla el agua y el amoniaco. Dentro coloca los diamantes y déjalos reposar durante 5 minutos. Trascurrido el tiempo, sácalos y con el cepillo de dientes frótalos con delicadeza y suavidad. Una vez hayas terminado, aclara con abundante agua y sécalos con el trapo de algodón.

Limpieza de perlas
Entre las joyas más delicadas, están las perlas. Por eso, a la hora de su limpieza hay que tener mucho cuidado para no estropearlas. En este caso lo que los expertos recomiendan es un mantenimiento preventivo, es decir, una limpieza tras cada uso para evitar que se dañen y para impedir someterlas a un proceso de limpieza que pueda maltratarlas, pues, recordemos que las perlas pueden erosionarse por la presencia de algunas sustancias químicas.
Entonces, después de cada uso, solo bastará con utilizar un paño de algodón limpio para ir frotándolas suavemente y así, siempre mantenerlas en excelente estado.